Centre Tarraconense

Bienvenida y ubicación

El Centro Tarraconense El Seminario, ubicado en la Parte Alta de la ciudad de Tarragona, es una iniciativa del Arzobispado de Tarragona que tiene su sede en el remodelado edificio del Seminario Pontificio de Tarragona.

Ubicado al lado del Archivo diocesano, del Palacio Arzobispal, la Catedral, Museo Diocesano y del Museo Bíblico, nos encontramos ante la reforma de un edificio con un gran respeto por la tradición histórica. Se sitúa en la Acrópolis de Tarragona formando parte del conjunto histórico de esta ciudad, reconocido por la Unesco en 2000. La iglesia local de Tarragona ofrece un valioso espacio para el diálogo con la cultura, la sociedad, un lugar al servicio del hombre del siglo XXI. La rehabilitación y modernización del edificio de 7.000 m², debido a su deterioro con el paso de los años, ha permitido que el Seminario abra sus puertas como Centro Tarraconense.

El edificio actual fue construido en el año 1883. El Seminario de Tarragona, institución fundada en el siglo XVI, en 1883 trasladó su sede de la Rambla Vella en la calle Sant Pau. El nuevo edificio se edificó a instancias del arzobispo Benet Vilamitjana y Vila (1879-1888), y su construcción finalizó en 1886. El arquitecto August Font i Carreras (1846-1924), discípulo de Elies Rogent, diseñó un monumental conjunto neogótico articulado en torno a dos claustros y centrado por la capilla.

presentacio_1

El edificio del Seminario es también sede de la residencia sacerdotal, el Seminario Menor, las nuevas instalaciones del Instituto Superior de Ciencias Religiosas, la Biblioteca del Seminario Pontificio con más de 100.000 volúmenes con un espacio abierto a la ciudad, y tendrán su sede las delegaciones de Pastoral de juventud, Apostolado seglar, Catequesis, Enseñanza y Animación bíblica del Arzobispado.

El arzobispado obra a la ciudad un valiosísimo patrimonio prácticamente desconocido. Un espacio que nos remonta al siglo II en la visualización de la muralla romana, con la Capilla de San Pablo, que conmemora la predicación del apóstol que recoge la tradición en Tarragona y la apertura al público de la gran Biblioteca del Seminario Pontificio que acogerá más de 100.000 volúmenes, entre los que encontramos numerosos incunables, y que ofrece un importante fondo bibliográfico y documental que se remonta al siglo XIII.