Inaugurada l’exposició ‘La Passió de Sant Fructuós. 25 anys de representació’

La Asociación Cultural San Fructuoso, que nació con el objetivo de difundir el conocimiento de las raíces cristianas de la archidiócesis y, en especial, de los santos protomártires Fructuoso, Augurio y Eulogio, conmemora este año el 25 aniversario de la primera representación de la Passio Fructuosi. Uno de los primeros actos de esta conmemoración ha sido la inauguración de esta exposición presidida por el Sr. Arzobispo.

La directora del Centro Tarraconense El Seminario, Sra. Marisa Jiménez, dio la bienvenida agradeciendo a la Asociación Cultural San Fructuoso la labor realizada para dar a conocer el valioso patrimonio de nuestras raíces cristianas y hacerlo de una manera tan pedagógica con numerosas iniciativas.

Por su parte, el Dr. Andreu Muñoz, presidente de la Asociación expresó su satisfacción por esta celebración al tiempo que recordaba los inicios de este proyecto «humilde» impulsado por el grupo de jóvenes de la Parroquia de San Pedro y San Pablo de Tarragona, hace 25 años. Muñoz tuvo un especial recuerdo para todas las personas que han hecho posible toda la labor de la Asociación a lo largo de estos años destacando algunos de los momentos más significativos donde la Passio Fructuosi ha estado presente como el Año Jubilar de San Fructuoso, la Jornada Mundial de la Juventud, durante los días de acogida; y en la Beatificación celebrada en 2013 en Tarragona donde se representó por primera vez en castellano. «Entre todos hay que hacer un esfuerzo de acercar todo este patrimonio artístico y documental a las nuevas generaciones», dijo Muñoz.

La exposición permite echar una mirada a nuestros mártires desde la perspectiva del arte, una memoria documental y gráfica de la representación con la muestra de los diferentes elementos del atrezzo, que se convierten en auténticas piezas de reconstrucción histórica. La exposición también cuenta con dos obras atribuidas al artista Josep Juncosa sobre el martirio de los protomártires cedidas por el Museo Diocesano de Tarragona.

La muestra, que ha sido posible gracias a la colaboración conjunta del Centro Tarraconense El Seminario, la Asociación Cultural San Fructuoso, el Museo Diocesano de Tarragona, el Museo Bíblico Tarraconense y la Diputación de Tarragona, se podrá visitar hasta el día 8 de abril en el vestíbulo del Centro Tarraconense El Seminario.