Presentación de la Ruta dels primeros cristianos de Tarraco

El trabajo en equipo del Ayuntamiento de Tarragona, la Generalitat de Catalunya y el Arzobispado coordinados por el Patronato Municipal de Turismo ha hecho posible la puesta en marcha de esta Ruta.

El martes 1 de octubre, en la sede del Patronato Municipal de Turismo, se ha presentado la Ruta de los primeros cristianos en Tarraco, un itinerario que pretende poner de relieve los diferentes equipamientos museísticos y monumentos que guardan una relación con el pasado paleocristiano de la ciudad teniendo en cuenta el gran valor de su patrimonio arqueológico.

Los monumentos y equipamientos museográficos que integran la ruta son la capilla de San Pablo en el Centro Tarraconense El Seminario, Catedral y Museo Diocesano, el Museo Bíblico Tarraconense, el Anfiteatro de Tarragona, el Foro de la Colonia, el conjunto arqueológico del Parque Central, la Necrópolis Paleocristiana y el conjunto arqueológico de Centcelles.

Durante la presentación de la Ruta, Andreu Muñoz, director del Museo Bíblico Tarraconense, explicó que se trata de una actualización del que se empezó a impulsar durante el Año Jubilar, en el año 2008. Podríamos atrevernos a decir que se trata de una experiencia única en el mundo que pone de relieve el extraordinario patrimonio material e inmaterial paleocristiano que hay en Tarragona.

El Sr. Arzobispo, Mons. Jaume Pujol, ha mostrado una gran satisfacción y calificó esta ruta de «producto de calidad para ofrecer a la ciudad ya la gente que la visite.»
El acto ha contado con la presencia del Sr. Arzobispo, Mons. Jaume Pujol; Patricia Anton, consejera de Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Tarragona; Carmen Crespo, segunda teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio; Jordi Agràs, responsable de los Servicios Territoriales en Tarragona del Departamento de Cultura de la Generalidad; Andreu Muñoz, director del Museo Bíblico Tarraconense y Patricia Peruggini, representante del Parque Central.

Cuestiones prácticas de la ruta

Para disfrutar del conjunto de esta ruta hay que adquirir un carné en las oficinas municipales de Turismo (c/ Mayor 37 y en la Rambla Nova esquina con la c/ Unión) que cuesta un euro y que da derecho a entrar en los diferentes espacios de el itinerario a un precio reducido sin ninguna fecha límite. La señalización e información a cada espacio estará disponible en catalán, español, inglés y francés.